1. La persecución y matanza por el valor de sus pieles.

2. La caza intensiva y la pesca intensiva para comercializar sus carnes.

3. La contaminación de las especies extrañas a su hábitat, o sea “especies invasoras”.

4. Los grandes emprendimientos como represas, hidrovías, etc., que el hombre construye.

5. Pérdida de petróleo, que contaminan los mares.

6. Accidentes naturales como la “muerte gris”, erupción de los volcanes que lanza a la atmósfera nubes de cenizas y gases con alto contenido de azufre.

7. La acción de otros contaminantes (yacimientos de uranio, polonio, radio y de otros elementos radioactivos).

8. Accidentes varios, intencionales o no, como los incendios de bosques, choque de barcos, etc.