Parques y Reservas Nacionales

reservas naturales 

Son llamados así, notables por su bellezas naturales y por sus riquezas y que el Estado declaró  Reserva Nacional para convertirlas en sagrario de la flora y la fauna.

En nuestro país tiene a su cargo este tema, la Dirección de Parques Nacionales y Vida Silvestre, dependiente de la Subsecretaría de Estado de Recursos Naturales y Medio Ambiente, dentro del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Mediante un trabajo especial, llamado Plan Maestro, realizado en 1993 por el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Paraguay (SINASIP), se han dividido las llamadas reservas en distintas categorías.

 1- Parques nacionales.
 2- Monumentos nacionales.
 3- Reservas ecológicas.
 4- Reservas científicas.
 5- Refugios biológicos.

Asimismo, sus formas administrativas difieren pues hay áreas que dependen de:

 a) Dirección de Parques Nacionales.
 b) Administración  Privada.
 c) Régimen mixto especial.

Dentro de los primeros, incluímos los que son “presupuestos” y que solo depende su dependencia de la capacidad del Estado para ir absorviéndolos.

El gran mercado negro de especies

 Actualmente, el tráfico ilegal de especies supera los 4.000 millones de dólares al año, y sólo el contrabando de armas y el narcotráfico generan cantidades superiores. Según datos  de TRAFFIC y WWF, a consecuencia directa del comercio ilegal, unas 700 especies  se encuentran en peligro inmediato de extinción.

Primates: Más de cincuenta millones de primates son capturados  anualmente y utilizados en laboratorios de investigación (los menos) o como animales de compañía.
Elefantes: Unos 150.000 colmillos de elefantes (entre 600 y 900 toneladas de marfil) son esquilmados para fabricar productos artesanales o decorativos.
Reptiles: Diez millones de pieles de reptil se destinan a la confección de bolsos, zapatos u otros productos de lujo. Parte de los reptiles van a parar a terrarios como exóticos animales de compañía.
Aves: Cinco millones de aves son capturadas con destino a los salones de casas de países desarrollados, restaurantes de lujo y coleccionistas privados.
Felinos: Unos quince de millones de pieles de mamíferos(nutrías, felinos, etc.) engrosan cada año lujosas peleterías en EEUU, Europa y Japón.
Ranas: Cerca de 250 millones de ranas (sobre todo, ranas toro) son capturadas en sus hábitat naturales con destinos a restaurantes.
Peces: Entre 350 y 600 millones de peces ornamentados son capturados  para abastecer acuarios y peceras en todo el mundo.
Cactus: Ocho millones de cactus son recogidos clandestinamente. Su destino son  las casas de los países occidentales. Orquídeas: Casi nueve millones de orquídeas y flores de los bosques tropicales son recolectadas con destino a países occidentales.
Coral: Más de dos toneladas de coral se convierten anualmente en ornamentos  y objetos decorativos.

Tráfico de marfil

Las diez especies más amenazadas

Algunas de las especies podrían desaparecer en las primeras décadas del siglo XXI. Su uso comercial está totalmente prohibido.

Tigre de Siberia:  casado por su piel. Quedan unos 200 ejemplares.
Nutria Gigante: capturado por su piel. Ha desaparecido en Uruguay y quedan pocos centenares en Argentina.
Cocodrilo del Nilo: perseguido por su piel.
Águila Imperial Ibérica: quedan unas 150 parejas en libertad.
Tortuga Marina: perseguida por coleccionistas y  ofrecida como curiosidad en restaurantes de lujos.
Gorila de Montaña: destinado a zoológicos, coleccionistas e institutos de  antropología. Quedan unos 600 ejemplares en las montañas húmedas del continente africano.
Guacamayo Escarlata: importados por grandes cantidades por los EEUU.
Rinoceronte Negro Africano: quedan unos 2.000 ejemplares. En los años setenta, su población alcanzaba los 65.000.
Panda Gigante: utilizados en zoológicos y apetecidos por su piel.  Quedan unos mil ejemplares en todo el mundo.
Lobo Marsupial: podría haber desaparecido ya. El último ejemplar fue  avistado en la década de los ochenta.

Cocodrilo del Nilo

Tráfico de especies

En la actualidad la extinción de especies animales no está relacionada con la escasez de alimentos. El hombre es su principal enemigo con acciones violentas directas, como el comercio ilegal de especies salvajes y la caza, o indirectas como la introducción de especies exóticas que compiten por los recursos con animales nativos y principalmente la destruccioón de los habitats naturales.

Tráfico de especies

Algunos países poseen leyes que protegen, generalmente en un grado ínfimo, a diversos animales, pero los controles ideados hasta el presente son insuficientes, a la hora de detener el creciente deterioro de la biodiversidad.

Ante la pasividad de los gobiernos las industrias relacionadas con la caza indiscriminada y el trafico de animales va en aumento.

Al existir grupos inescrupulosos que se dedican a la caza furtiva e ilegal de ejemplares protegidos por la ley, ponen en peligro su existencia y afectan el equilibrio de todo el ecosistema, amenazando el crecimiento natural de todos los integrantes de la sociedad, los de hoy y los de mañana.

El comercio de vida silvestre no es un simple problema que preocupe a unos cuantos fanáticos que defienden a los animales, sino que es un problema ambiental, que involucra el futuro de la supervivencia de la vida en la Tierra.

Se calcula que mas de 15.000.000 de pieles se venden al año principalmente de nutrias, zorros, osos, castores, focas, leopardos, visones, martas y chinchillas. Por otra parte se estima en  10.000.000 de pieles de reptiles entran en el circuito de venta clandestina.

Peces, ardillas, armadillos, monos, loros, camaleones y aves coloridas, son capturados sólo para ser vendidos como mascotas exóticas.

Los principales perjudicados por el hombre son:

El oso panda
El cocodrilo del Nilo
El águila imperial ibérica
Las tortugas marinas
Los gorilas de montaña
El guacamayo escarlata
El lobo marsupial australiana
El manatí
El rinoceronte

Se estima que el tráfico de animales, solo en las selvas de Brasil, asciende a 38 millones de animales al año, según un reporte de RENCTAS, la Red Nacional brasileña Contra el Tráfico de Animales Silvestres. El tráfico de animales ocupa el tercer lugar mundial después del tráfico de armas y de drogas, con ventas anuales de mas de 20 mil millones de dólares. Un claro ejemplo es el de la jararaca brasilera, una víbora venenosa, que es vendida en Estados Unidos por 20 mil dólares.

Lo que en un principio parece cosa de mafias internacionales puede, sin embargo, afectarnos directamente a la hora de comprar un animal. Para muchos gobiernos este tráfico implica una importante entrada de divisas, razón por la cual lo toleran.

La Unión Europea es uno de los mayores consumidores de especies salvajes y de productos derivados. Es el primer importador mundial de felinos y de papagayos vivos, el segundo importador de primates, boas y pitones, y el tercer importador de tortugas y plantas.

El manatí

Guacamayo escarlata

¿Cuáles son las principales causas de este peligro?

 1. La persecución y matanza por el valor de sus pieles.

2. La caza intensiva y la pesca intensiva para comercializar sus carnes.

3. La contaminación de las especies extrañas a su hábitat, o sea “especies invasoras”.

4. Los grandes emprendimientos como represas, hidrovías, etc., que el hombre construye.

5. Pérdida de petróleo, que contaminan los mares.

6. Accidentes naturales como la “muerte gris”, erupción de los volcanes que lanza a la atmósfera nubes de cenizas y gases con alto contenido de azufre.

7. La acción de otros contaminantes (yacimientos de uranio, polonio, radio y de otros elementos radioactivos).

8. Accidentes varios, intencionales o no, como los incendios de bosques, choque de barcos, etc.

Ecologismo

Ecologismo

La gente siempre ha cazado animales para alimentarse, pero a diferencia de otros depredadores, los seres humanos pueden perseguir a una especie incesantemente hasta que esta se extinga.

La pérdida del hábitat también pone en peligro a muchos animales. A medida que más y más áreas naturales y silvestres de la Tierra son desmontadas para construir edificios, rutas, industrias, o para establecer espacios para la agricultura y la ganadería, los animales son aislados y no tienen lugar para moverse, sin sus habitats se hallan en peligro. 

Quizás no haya suficiente alimento para toda una comunidad de animales, por eso se enfrentan a la extinción. Especies cuya distribución, o tamaño de población ha disminuido drásticamente poniendo en riesgo su viabilidad ecológica en todo su hábitat.

Algunos de ellos son: el perrito de las praderas (Cynomys mexicanus), el jaguar (Panthera onca), el manatí del Caribe (Trichechus manatus), el tapir centroamericano (Tapirus bairdii), el conejo de los volcanes (Romerolagus diazi,) y la vaquita marina (Phocoena sinus).

 Especies en Extinción y las especies en peligro

En el mundo se pierde cientos de miles de especies, muchas de ellas aún antes de ser descubiertas por la ciencia. De ese modo, no sólo se pierde  la variabilidad biológica, sino además la diversidad genética, fuentes de sustentos para las generaciones futuras. Una especie en peligro de extinción es una especie que puede extinguirse en un futuro próximo. A través de la historia de la evolución, millones de especies han desaparecido debido a procesos naturales.

En los últimos 300 años, sin embargo, los humanos han multiplicado la tasa de extinción por mil.

Para todas las especies naturales, vegetales y animales, vivir constituye un peligro cotidiano, deben cuidarse de sus congéneres, especialmente del más poderoso predador que existe sobre la Tierra: el hombre. Los desastres ecológicos, la deforestación y otras consecuencias de la acción humana provocan daños en la cadena trófica. En el mundo actual la extinción de especies animales no está tan directamente relacionada con la escazes de alimentos o la contaminación, como con acciones  violentas directas (la caza no reglamentada y el comercio ilegal de especies salvajes) o indirectas (la introducción de especies exóticas, en determinados ambientes, que compiten por uno o más recursos con individuos nativos o ya adaptados al lugar).

Según los conservacionistas, la depredación de la fauna a crecido vertiginosamente y se estima actualmente que una especie desaparece cada 15 minutos.  Para la naturaleza, lo peor que le puede suceder, es la extinción de las especies, ya que con eso se pone en peligro el equilibrio necesario en todo ecosistema. En esta cadena natural, cada especie necesita de la otra para sobrevivir.  La acelerada destrucción del hábitat es pretexto de un desarrollo sin parámetros de sustentabilidad, condena a la extinción a una biodiversidad en cuyas potencialidades se basa la vida del futuro. Y aunque esta actitud represente  a simple vista una postura antropocéntrica, el hombre en su afán de búsqueda de nuevas alternativas, no puede apartarse de esa visión, pues de lo contrario la misma existencia no tendría razón de ser. 

Introduciendo estos conceptos a la filosofía de la comunicación, consideramos de vital importancia contribuir a la protección de los recursos naturales, difundiendo las potencialidades de la riqueza faunistica.

México es uno de los pocos países que cuenta con una diversidad biológica abundante

En México se encuentra alrededor del 10 por ciento de las especies que habitan en el planeta y de ellas la mitad son endémicas, es decir, sólo habitan en una zona determinada.

Cada vez son más las especies consideradas en peligro de extinción, debido a la destrucción de su hábitat.

Ejemplo de ello es el caso del jaguar, del cual sólo quedan unos cuantos ejemplares.

Una de las pérdidas más lamentables fue la del pájaro carpintero imperial (Campephilus imperialis), considerado el más grande del mundo, el último registro data de 1956, en Durango.

Estos son algunos de los animales que se encuentran en peligro de extinción:

El oso hormiguero

EL OSO HORMIGUERO

Conocido también como “brazo fuerte” o “chupa miel”, se caracteriza por tener un hocico alargado, pelaje color crema con un chaleco oscuro.

Este mamífero, puede localizarse en la vertiente del Pacífico desde Michoacán y la Huasteca Potosina en la vertiente del Golfo, hasta Chiapas y Yucatán.

El armadillo de cola desnuda

armadillo de cola desnuda

Además de ser una especie en peligro de extinción, sólo se puede encontrar en las zonas de acahuales y pastizales de la Selva Lacandona de Chiapas.

El jaguar

El jaguar

Es el felino más grande de América y el tercero del mundo. En México, habita en las selvas tropicales del sureste, hasta el río Bravo en el Golfo y en la Sierra Madre Occidental de la costa del Pacífico. Su pelaje es de color café amarillento con manchas negras de formas irregulares, es solitario y casi exclusivamente nocturno.

El mono araña

El mono araña

Habita en los bosques tropicales, selvas altas y medianas de Veracruz, manglares de Chiapas, y en los retenes de Yucatán. El mono araña además de ser de hábitos diurnos, viven en grupos sociales permanentes y son arborícolas.

El mono aullador o saraguato

El saraguato

En México, habitan en casi todo el sur, especialmente en los estados de Tabasco, norte de Chiapas y en la península de Yucatán. Su pelaje es de color negro y su peso promedio es de 8 a 10 kilogramos.

El ocelote

El ocelote

Entre las variedades de felinos mexicanos, destaca el ocelote, cuya existencia  fue registrada en códices y estelas mayas. Además, representa un mes dentro del calendario azteca.

Su distribución abarca desde Sonora y Tamaulipas hasta el istmo de Tehuantepec, Chiapas y la Península de Yucatán.

El lobo mexicano

El lobo mexicano

También conocido como “lobo gris”, es la raza más pequeña del continente americano. Debido a la destrucción de los bosques y pastizales templados que constituían su hábitat, se encuentra en peligro de extinción. Su altura ronda los 65 – 80 centímetros, y su longitud los 135 centímetros.

El perro llanero mexicano o perrito de la pradera

Perrito de la pradera

Esta especie endémica, corresponde a una pequeña región de valles y pastizales de montaña entre los límites de Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí y Zacatecas.

Viven en madrigueras comunicadas entre sí por una red de túneles. En realidad no son perros, sino roedores parientes de las marmotas.

La Vaquita marina

La vaquita marina

Vive en la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado. Es uno de los cetáceos más pequeños y única especie endémica de mamífero marino en México.  El gobierno mexicano ha invertido alrededor de 30 millones de pesos para lograr su conservación, puesto que es una especie en peligro de extinción.

El teporingo

El teporingo

Conocido también como conejo de los volcanes, es una especie que sólo se localiza en las laderas de las montañas del sur, en el Nevado de Toluca y sureste del valle del país. Es el conejo más pequeño, tiene las orejas cortas y redondas. Su pelaje es de color oscuro y homogéneo.

Habita en los bosques y zacatonales subalpinos y alpinas de gran altura. Se resguarda en madrigueras propias o madrigueras de tuzas y en ocasiones en resumideros, rocas, raíces y peñascos.

Hello world!

Welcome to WordPress.com. After you read this, you should delete and write your own post, with a new title above. Or hit Add New on the left (of the admin dashboard) to start a fresh post.

Here are some suggestions for your first post.

  1. You can find new ideas for what to blog about by reading the Daily Post.
  2. Add PressThis to your browser. It creates a new blog post for you about any interesting  page you read on the web.
  3. Make some changes to this page, and then hit preview on the right. You can alway preview any post or edit you before you share it to the world.